domingo, 4 de marzo de 2012

Cultivos y sus usos: Achicoria


Achicoria (Cichorium intybus) es una planta de la familia de las Compuestas, originaria de Europa, pero también crece en el norte de África y en el oeste de Asia.
La achicoria contiene minerales: potasio, fósforo, calcio, magnesio, hierro, vitaminas: A, B1 y B2 en menor cantidad, la vitamina C y aceites esenciales. 
Es ideal para los que quieran seguir una dieta adelgazante. La achicoria posee carbohidratos que ayudan al hígado a que realice sus funciones correctamente, a la par que sus principios amargos actúan estimulando todos los procesos digestivos, y aumentando la secreción de jugos gástricos.
Es un buen tónico estomacal, y al aumentar la producción de jugos gástricos, también aumenta la sensación de hambre, siendo muy indicada para problemas de anorexia y anemia, por su alto contenido en hierro.
La achicoria ayuda al hígado para que este no esté enfermo, pues posee propiedades hepatoprotectoras y colagogas ayudando a regenerar las partes  del  hígado más afectadas.